LOGOML

Palabras mágicas

Entré a una empresa; amablemente di el buen día a la persona nacional que me recibió y agradecí que me atendiera y nunca respondió.

En otro lugar una persona extranjera, me dio el buen día, me atendió muy amablemente y hasta sonrió al despedirse. Volveré al sitio por ese buen trato.

Buen día, gracias y por favor, son algunas palabras “mágicas” que deben nacer desde el hogar ya que este sencillo trato puede hacer que nuestro país sea mucho mejor.

ImprimirCorreo electrónico