No a los cierres

Expresarse es un derechos de todos y respetar los derechos ajenos es una obligación.

Expreso mi rotunda oposición a todo tipo de cierre de calle venga de quién venga.

Si desea hacer que una autoridad conozca su disconformidad vaya a la sede de la institución.

Está demostrado que impedir el libre tránsito es una violación a la Constitución del país y provoca serias pérdidas económicas.

Cerrar la vía “en nombre del pueblo”, afecta a terceros que también son parte del pueblo.

ImprimirCorreo electrónico