Escrito por el

EFE | Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, aseguró que el derbi madrileño del Vicente Calderón "va a ser un partido increíble" y dedicó elogios a su rival, un Atlético de Madrid que -dijo- "cada año mejora" y que es "mucho más" que una buena forma de defender.

"Es un partido muy especial para mí y para todos los madridistas. Es magnífico poder ver otro derbi y puede ser el último en el Calderón. Es especial para los dos equipos y sus aficiones, normalmente se habla de odio entre ellas, pero es un derbi muy bonito de ver.

Espero ver un gran partido", aseguró. Por eso, el técnico francés pidió que se olviden "los aspectos negativos del derbi" y "el odio" que dijo se procesan las aficiones, para "pasar un momento divertido" porque aseguró que será "un partido increíble en el que ganará el mejor". "Estamos preparados para hacer un gran partido. Lo pude vivir como jugador, desde fuera y ahora puede que sea mi última vez en el Calderón. Así que disfrutaré al máximo", añadió.

El Atlético de Madrid es el único equipo que ha conseguido derrotar a Zidane en Liga desde que cogió las riendas del Real Madrid y esta temporada, confesó que los ve aún mejor que la pasada.

"El Atlético cada año mejora siempre lo que hace. Tiene un entrenador muy bueno que ha cambiado muchas cosas desde que llegó y lo está haciendo fenomenal. Es un equipo que cada año va a mejor. Siempre se dice que defiende bien y solo eso, cuando es mucho más y se ve en el campo todo lo que hacen", analizó.

Lamentó el entrenador del Real Madrid los "pocos días" que han tenido para preparar el derbi por la ausencia de jugadores internacionales, pero aseguró que su equipo "está listo" para encararlo y no sentir las bajas importantes que sufren.

"Es un examen pero no significa nada, sabemos que es otro partido y mañana es 50 a 50. Creo que de inicio hasta el final siempre en todas las jugadas vamos a tener un partido muy complicado, pero estamos acostumbrados a tener partidos difíciles. A lo mejor mañana lo es más", afirmó.

Se mostró convencido de que la presión del Vicente Calderón no afectará a su equipo. "La presión de ese estadio es muy bonita pero los jugadores del Real Madrid están acostumbrados a jugar en todos los campos calientes y difíciles. Conocemos muy bien el Calderón, sabemos las dificultades y estamos preparados para un partido complicado. Me interesa dar el máximo, jugar al cien por cien desde el minuto uno al final y luego veremos lo que pasa".

Con ganas de brillar llega a la cita el portugués Cristiano Ronaldo, a dos goles de Alfredo Di Stéfano como máximo artillero del derbi madrileño. "No está con ansiedad", defendió Zizou.

"Siempre está así, alegre y con energía, es muy bueno porque contagia al grupo su positividad. Quiero que siempre esté así".

Y elegante, celebró que su rival, el delantero francés Antoine Griezmann, se haya recuperado para el partido.

"Es bueno que esté listo para jugar y recuperado. Es jugador del Atlético de Madrid pero nunca voy a desear que un jugador rival se lesione. Es un jugador importante y me alegro por él. Tendremos que tener mucho cuidado con él".

Admitió Zidane que se acuerda muy bien de su única derrota en Liga, ante el Atlético en el Bernabéu, pero reconoció que lo del sábado no tendrá nada que ver, mostrando mucha tranquilidad y seguridad en sus jugadores.

"No hemos ganado nada hoy en día, lo estamos haciendo bien pero queremos seguir. Un derbi es muy bonito para los dos equipos, sus aficionados y a los que le gusta el fútbol. Lo que quiero es ver un buen partido de las dos partes y seguir haciendo un buen trabajo. Vamos a dormir bien y mañana veremos un buen partido".