Ward cae a la lona, pero gana con "polémica" títulos semipesados a Kovalev

EFE| El púgil estadounidense Andre Ward se acreditó un "polémico" triunfo por decisión unánime sobre el ruso Sergey Kovalev y le arrebató las tres coronas de peso semipesado que estaban en juego avaladas por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OMB).

En combate de púgiles invictos, celebrado en el "T-Mobile Arena" en Las Vegas (Nevada), Ward visitó la lona en el segundo asalto de la pelea programada a 12 y fue superado claramente durante la primera mitad, pero los jueces dieron calificaciones finales de 114-113, 114-113 y 114-113 a favor del estadounidense. El argumento utilizado por los jueces para su decisión fue que vieron que el nuevo campeón del mundo ganó el duodécimo asalto que fue el decisivo al llegar ambos empatados en las cartulinas.

El resultado de la pelea deja al excampeón de peso supermedio, Ward, con marca de 31-0 con 15 nocauts, y le mantuvo su calidad de invicto, mientras que el ruso sufrió la primera derrota en su carrera profesional. Kovalev (30-1-1, con 26 fueras de combate) hizo una pelea convincente por lo menos durante la primera mitad del combate, y apenas en el segundo episodio, probando el poder de sus puños, una de sus mejores armas, derribó a Ward. Kovalev alcanzó a Ward con una potente derecha, que puso en malas condiciones al ahora campeón, mandándolo a la lona.

La misma tónica de ataque se vio al menos durante la primera mitad de la pelea, con un Kovalev con más propuesta boxística, más poder de puños y mayor velocidad de piernas. Después de la mitad del combate Ward, que no sabía como contrarrestar al ahora excampeón, encontró la fórmula haciendo un boxeo de cerca, entrando a la zona del castigo, y le pareció funcionar la táctica, ya que empezó a sumar puntos. El ataque del ruso se mantuvo aunque con menos intensidad que al principio, mientras que Ward pareció recuperar terreno haciendo su boxeo desde adentro, pero sin que sus golpes tuviesen ningún efecto de poner en peligro a Kovalev, de ahí la sorpresa en la decisión final.

Los tres jueces vieron triunfar a Ward, ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 con el equipo de Estados Unidos, y le dieron puntuaciones iguales de 114-113. "La pelea resultó como habíamos pensado, Kovalev salió agresivo en la primera mitad del combate, pero luego hice las cosas necesaria para ganar", declaró Ward, de 32 años, al concluir el combate. "No tengo ningún problema en darle la revancha, pero no será ahora, que lo único que deseo es ir a descansar a casa y luego estudiaremos el siguiente paso a dar".

Por su parte Kovalev, de 33 años, criticó con dureza la decisión de los jueces y dijo que había sido una completa equivocación, dado que es inexplicable que un boxeador que cayó a lona fue dominado en la mayoría de los asaltos al final gana por decisión unánime. "Un combate nulo ya hubiese sido algo incomprensible, un decisión unánime a favor de Ward, simplemente tiene otro calificativo", denunció el púgil ruso, residente en California. Una vez más el deporte del boxeo, en la pelea que estaba considerada como una de las mejores del año, acabó con otro decisión cuando menos "extraña" y "polémica"

ImprimirCorreo electrónico

Deportes