Escrito por el

ML | El icono del boxeo mundial, el filipino Manny Pacquio celebró su llegada al aeropuerto de Manila, ayer, tras conquistar por tercera vez la corona welter OMB.

"Una vez más, el triunfo de Manny unió y trajo alegría a nuestro pueblo y a nuestra nación", dijo un comunicado de la Oficina del Secretario de Comunicaciones, en el cual no se mencionó si el presidente Rodrigo Duterte, aliado político de Pacquiao, observó la pelea.

"El coraje demostrado por nuestros boxeadores filipinos en Las Vegas son las mismas cualidades que debemos demostrar como una nación para librar a la sociedad de drogas, delincuencia y corrupción". La disciplina y determinación de nuestro Campeón del Pueblo lo convierte en un tesoro nacional”, decía el informe.