Escrito por el

La selección de Argentina no tiene paz. No la tiene cuando pierde 3-0 contra Brasil, pero tampoco cuando gana. La victoria ante Colombia no calmó la tormenta de críticas que siguió a la caída en Belo Horizonte y tras el triunfo en San Juan el tema pasó por otro lado.

Lionel Messi anunció que los jugadores no hablarán más con la prensa local en solidaridad con el delantero Ezequiel Lavezzi, acusado por un periodista de la radio de consumir marihuana en la concentración antes del partido contra Colombia, en el que ni siquiera fue al banco.

Lavezzi ya ha anunciado que se querellará contra el periodista Gabriel Anello. El comunicador redobló la apuesta y en su programa tildó de "cobardes" a los jugadores del seleccionado.

"Preferimos dar la cara antes de mandar un comunicado. Estamos acá para comunicarles que hemos tomado la decisión de no hablar más con la prensa", dijo Messi, acompañado por sus 25 compañeros, antes de marcharse de la sala de prensa del estadio Bicentenario de San Juan. "Recibimos muchas acusaciones, muchas faltas de respeto y nunca dijimos nada. La acusación que le hicieron al Pocho (Lavezzi) es muy grave".

El día del partido para Argentina había empezado con un rumor lanzado por Anello en Twitter contra Lavezzi, de 31 años.
El jugador del Hebei Fortune de China es uno de los futbolistas más criticados por su convocatoria en la doble fecha de eliminatorias, sin juego los últimos 4 meses por una lesión en el hombro. Sin embargo, Bauza, dice que Lavezzi "ayuda en convivencia".

El periodista, también señalado por sus colegas, no se dejó amedrentar: "Hay una cobardía en los chicos de la selección de quedarse con el mensaje que yo dije. A ver, simplemente podrían haber dicho 'no queremos hablar más con esa persona'. Si el problema soy yo, que no hablen más con mi medio y se acabó la historia", reiteró Anello.

Redacción
redaccion@metrolibre.com
Twitter: metrolibrepty
Instagram: metrolibrepty