El Barcelona alcanza su cuarta final de Copa del Rey consecutiva

El Barcelona se clasificó ayer para su cuarta final de Copa del Rey consecutiva, pese a empatar 1-1 ante el Atlético de Madrid (victoria 2-1 en la ida), con un gol del uruguayo Luis Suárez, en una vuelta de semifinales en la que los rojiblancos merecieron más. Suárez aprovechó un rechace del portero Miguel Angel Moyá a un tiro de Leo Messi para hacer el 1-0 (43), antes de que Kevin Gameiro hiciera el 1-1 (82) en el estadio Camp Nou.

El tanto azulgrana cayó como un jarro de agua fría en el equipo rojiblanco que hasta ese momento se había mostrado dominador con una fuerte presión que impedía el juego de toque del Barça.

Los azulgranas mejorarían su juego en la segunda parte de un duelo que acabaron con nueve por las expulsiones por doble amonestación de Sergi Roberto (57) y Luis Suárez (90), quien se perderá la final el próximo 27 de mayo.

Los rojiblancos acabaron con diez jugadores por la exclusión de Yannick Carrasco (69) por doble amarilla.

 

ImprimirCorreo electrónico