El Alavés y el Barcelona chocarán en la final de la Copa del Rey

El Alavés se clasificó ayer para la final de la Copa del Rey, donde será el rival del FC Barcelona, tras su victoria 1-0 en casa sobre el Celta de Vigo (ida: 0-0), en la vuelta de las semifinales del 'torneo del KO'.

Cuando todo parecía conducir a la prórroga, el equipo vasco consiguió el único tanto del partido en el minuto 82, por medio de Edgar Méndez, que recibió después de que Víctor Camarasa peinara el balón.

El jugador canario se deshizo de dos defensores, Hugo Mallo y el argentino Gustavo Cabral, antes de batir al arquero Sergio Álvarez.

Ese fue el único gol de una eliminatoria de 180 minutos, con dos partidos muy equilibrados y con dos equipos muy bien plantados defensivamente, que no lo pusieron fácil en ningún momento.

Tras una primera parte equilibrada, el Alavés fue mejor después del descanso. El brasileño Deyverson avisó en el 59 y tuvo otra gran ocasión en el 69. Ibai Gómez perdonó incluso en el 66 en otra clara oportunidad alavesista.

El tanto de Edgar Méndez en el 82 hizo justicia a los méritos de los locales, que incluso pudieron haber ganado por más en los últimos minutos, especialmente con un balón de Camarasa solo ante el arquero en el descuento.

ImprimirCorreo electrónico