Cobb pensó que había muerto tras el golpe ante los Gigants

Randall Cobb admitió sentir molestia, pero no más allá. Sin duda pareció que el receptor de los Green Bay Packers no estaba tan mal como se pensaba tras un pase que terminó por sellar el triunfo por 23-16 ante los New York Giants en Lambeau Field.  

"Vi que podía mover los dedos y los pies, así que sabía que todo estaba bien", dijo.

ImprimirCorreo electrónico