LOGOML

Belichick aclara que carta a Trump no tuvo fin político y Brady no comenta

EFE| El triunfo del republicano Donald Trump como nuevo presidente electo de Estados Unidos ha generado que el entrenador en jefe de los Patriots de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, sea el centro de atención dentro del deporte profesional estadounidense por la carta que le envió antes de las elecciones. Belichick explicó hoy en la tradicional rueda de prensa que el equipo realizada todos los miércoles, que la carta que envió a Donald Trump antes de las elecciones fue un gesto por una amistad de muchos años y no tuvo fines políticos.

Mientras que el estelar mariscal de campo Tom Brady, que desde que Trump comenzó su campaña electoral admitió tener una buena relación de amistad con el nuevo presidente electo, dijo que no era el momento de hablar de política sino de fútbol americano. Tampoco quiso hacer ninguna valoración sobre la amistad que mantiene con el político multimillonario que la pasada noche se convirtió en el Presidente número 45 de Estados Unidos.

Belichick, de 64 años, habló sobre la carta durante su conferencia de prensa realizada horas después, que el multimillonario dedicado al negocio inmobiliario, sorprendiese con su victoria en las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Trump leyó la carta que le envió Belichick en un acto de campaña política que realizó hace dos días en el estado de New Hampshire. La carta felicitaba a Trump por su campaña y por superar la cobertura de una "prensa parcializada y negativa" para "salir victorioso". Pero Belichick afirmó que escribe cientos de cartas de ese tipo todos los meses, y dijo que "eso no significa que estoy de acuerdo con todo lo que cada persona piense sobre política, religión y otros asuntos". Belichick reiteró que sus comentarios no tenían un fin político, aunque admitió que su carta fue utilizada en un acto de campaña de uno de los candidatos. "Creo que cualquiera que haya pasado más de cinco minutos conmigo, sabe que no soy una persona política", señaló Belichick. "Mis comentarios no tienen un fin político. Tengo una amistad y una lealtad hacia Donald (Trump)". Pero recordó que también se relaciona con otras personalidades políticas opuestas. "Hace un par de semanas, tuvimos al secretario de Estado (John) Kerry en nuestro camerino. Es otro amigo mío. No puedo imaginar dos personas con posturas más distintas que nosotros dos. Pero, para mí, de eso se trata la amistad y la lealtad. No se trata de posturas políticas o religiosas". Kerry visitó a los Patriots cuando jugaron en Pittsburgh el 23 de octubre ante el equipo local de los Steelers.

En el mismo acto del pasado lunes, Trump también mencionó una conversación telefónica con Brady, en la que manifestó que el pasador estelar de los Patriots le ofreció su respaldo. Brady, hoy ante los periodistas, no confirmó ni negó la versión ofrecida por el nuevo presidente electo de Estados Unidos. "Sólo voy a hablar de fútbol americano esta semana", declaró Brady. "Hablé con mi esposa, me dijo que ya no puedo comentar sobre política. Creo que esa es una buena decisión por nuestra familia". Pero ante la insistencia de los periodistas, trato de enfocar el asunto desde el aspecto de la relación y amistad que tiene con todo tipo de personas. "Sólo quiero poner mi atención en el próximo partido que vamos a jugar contra los Seahawks de Seattle", comentó Brady. "Tengo muchas relaciones con mucha gente en la prensa, y no creo que esa gente tenga derecho a saber cuáles son mis conversaciones con mis amigos o con la gente con la que hablo"

ImprimirCorreo electrónico

Deportes