Un castigo para todos

lineth

El enojo de ver que los árbitros siempre pitan jugadas en contra de nuestra Sub 17 y en la Selección Mayor de Fútbol nos lleva a actos sin pensar, que nos terminan castigando.
Así es, mientras más la fanaticada impulse a la violencia porque un colegiado no ve lo que nuestros ojos aseguran es legal, solo sancionará a nuestros equipos.
Debemos ser conscientes que, en cualquier deporte, los jugadores sienten nuestra energía, por ello debemos dejar esa actitud salvaje y aportar vibras positivas.

 

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión