Los robos no cesan

Llegó la quincena y los robos siguen a la orden del día. En las escuelas, tiendas, calles y hasta en los bancos, no hay un lugar seguro en este país; los maleantes se preparan para despojarnos de todo, hasta de la vida misma.

No es broma señores. Vivimos en una época en la cual el delincuente sale por buena conducta con su permiso de trabajo y jamás regresa al centro penitencial.

Autoridades dicen que están tras los malhechores y nos llevan en ese carrito, mientras los antisociales se ríen de ello.

ImprimirCorreo electrónico