¡Nada de disparates!

Está de más aconsejar que debamos ser precavidos estos días tanto para los que creen en Dios como para los que no, ya que no resucitaremos el domingo si la muerte nos alcanza.

Desde hoy se mueven los vehículos hacia playas, hoteles del interior, retiros y demás sitios de descanso, en los que el peligro siempre está latente, puesto que hay personas que no respetan señales de tránsito y se creen los Vin Diesel de Rápidos y Furiosos.
Orden, sea precavido, utilice el sexto sentido y regrese a casa sano.

 

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión