Golpe a un iceberg

Se comprueben o no las palabras del expresidente del Partido Panameñista sobre la supuesta donación recibida por el presidente de la República de parte de Odebrecht, la consecuencia de esta declaración ya es abrumadora.

El iceberg rompió parte de una estructura blanda. La condena de la sociedad a la empresa brasileña, cuando esta aceptó ofrecer coimas a funcionarios, podría ahora transformarse en una nueva sanción, una a todo lo que compone el estado panameño.

ImprimirCorreo electrónico