Escrito por el

Como es de esperarse, el deporte es uno de los primeros en  treparse  al coche de la  tecnología cuando ve la  oportunidad de expandir sus tentáculos.

La  NFL, por ejemplo, transmite partidos por Twitter y en su canal   RedZone, la cobertura multidimensional de cada anotación  entrega  un espectáculo audiovisual.  

En las artes marciales mixtas, la aplicación de la UFC ofrece el combate más esperado en alta definición desde un celular, claro, no sin antes un depósito económico.

Así, cuando menos los esperemos, el Netflix deportivo podría tocar la puerta.