Escrito por el

El fútbol panameño ha conocido el rostro más benevolente en la apertura de nuestro territorio a los extranjeros.

El reflejo de estas virtudes se confirma  en los estrategas que por años han liderado a los equipos del país. Pocos  se inclinarían a debatir si un técnico nacional llevaría mejor las riendas de la selección mayor.

Por eso escapa este sector a las críticas rasantes sobre la política que permite a un inmigrante acceder a una plaza de trabajo, que no es lo mismo a  dejar el deporte al margen del debate, pues otros puntos sí serían cuestionables.