Crece la violencia

roberto

La violencia es inexcusable. Y sobresale cuando una figura pública es el blando de amenazas. Tal es el caso de un futbolista nacional en Colón. Provincia que desde hace buen tiempo es sinónimo de crímenes.

Lo que contrasta con ser un semillero de prominentes deportistas. Colón recientemente ganó el campeonato de béisbol mayor y fue un orgullo para muchos allá, pero esa alegría se disipa al conocer estos actos que atentan a la seguridad, tanto colectiva como individual. Aún no hay un plan para frenar toda esta locura. Que tragedia.

 

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión